Cuentos

Amor de madre

Te dije que te calles imbécil, no quiero escucharte, no soporto ni tu voz, menos que me ruegues, ¿no tienes orejas? ¿o no tienes cerebro? ¿Cómo te explico que me tienes harta? No puedo creer que yo haya podido parir una tarada como tú. Debo haber estado muy borracha para meterme con el desgraciado de tu padre.  Y tenías que salir a él, así tan estúpida, y encima sacar su cara de baboso. Te veo a ti y lo veo a ese infeliz, qué desgracia la mía. Ya quítate de mi vista y ponte a hacer algo útil. Anda y limpia las porquerías de tu cuarto antes de que venda tu cama y bote esas muñecas espantosas y mugrientas que te regaló tu papá. Para eso nomás sirve, para traer basura a la casa, ¿por qué no trae plata? ¿Qué cree ese idiota? ¿Qué voy a dejar de alimentar a mi hijo para que comas tú? ¡Qué tal concha! Él cuando crezca se va a hacer cargo de mí, en cambio tú, te van a preñar antes de los quince años y a llenar de hijos, ese va a ser tu destino, acuérdate de mí, y ni se te ocurra traerlos aquí porque te hecho agua hervida en la cara, sería el colmo que me vengas a joder con tus crías.

Yo no tengo ninguna obligación contigo, ¿me entiendes? Quítate de la cabeza eso, maldigo la hora en que me embaracé de ese imbécil, no sé porque no te saqué de mi barriga como me dijo mi madre. Te tengo aquí de favor, ¿lo entiendes?, tú me debes todo, yo no te debo nada, pero en cualquier momento te pongo en la calle, a ver que tu padre se haga cargo de ti. ¡Te dije que te calles carajo! ¡Ni siquiera intentes dirigirme la palabra! Yo no tengo nada que hablar contigo, se me malogra el día con solo recordar que existes, imagínate cómo me friegas la mañana si además te veo y te escucho.

¿Qué haces ahí parada? ¡Lárgate de la cocina! Aquí no hay nada para ti. Si tienes hambre toma agua, ahí en el caño hay bastante. Cuando terminemos de desayunar puedes venir a comerte las sobras si tanto hambre tienes, pero me lavas todo primero, porque algo útil tienes que hacer, ¿o crees que yo soy tu sirvienta? Eso pensarás, que te voy a mantener, ¡ni lo sueñes! ¿Cómo te explico que aquí estás demás? Y no hijita, no me vengas a llorar ahora que me da más cólera, ¿te vas a hacer la pobrecita conmigo? Ahora ella es la víctima. Ay, pobre niña sufrida… ¡Yo soy la fregada aquí, entiéndelo! ¡Me has malogrado la vida! ¡Y sigues ahí parada! ¿No entiendes que no quiero ni verte? ¡Si no te largas te boto a escobazos! Por mí puedes quedarte en tu cuarto todo el día, así estamos felices las dos. ¡Vete, vete mierda, de una vez!

Ay, por dios, no puedo evitar hacerme mala sangre con esta, yo estaba tranquila desayunando antes de que aparezca en la puerta. Es una pesadilla esto, doce años soportándola, no es justo, no es justo, es demasiado, no sé por qué he aguantado tanto tiempo todo esto, no me lo merezco, si no necesitara la plata que me trae el miserable de su padre me largaría con mi hijo y la dejaría aquí. ¿Qué es ese ruido? Carajo, ya me rompió algo esa papanatas, lo que faltaba, ahora la mato, encima eso, ¿dónde estás? Oye ¡te estoy hablando! ¿Dónde estás? ¿Qué me has roto? Pobre de ti que me hayas roto algo… ¿Qué? Ay no, por dios, no puede ser, se tiró esa idiota, se tiró, ¿cómo se le ocurre hacer eso? ¡Carajo! ¿Cómo se le ocurre? ¿Ahora qué voy a hacer? ¿Ahora qué voy a decir? Ay no, esto no puede estar pasando ¡Me terminó de fregar! Dios de la misericordia, ¿por qué a mí? ¿por qué a mí, señor?

Lima, 20 de agosto de 2021

Impactos: 68

Total Page Visits: 335 - Today Page Visits: 1
Foto del avatar

Soy docente, estudié la carrera en la Pontificia Universidad Católica del Perú; una maestría en Política Educativa en la Universidad Alberto Hurtado (Chile); y una maestría en Educación con mención en Políticas Educativas y Gestión Pública en la Universidad Antonio Ruíz de Montoya (Perú). Hice también posgrados en Terapia Familiar Sistémica (IFASIL), en Periodismo Narrativo y Escritura Creativa en la Universidad Portátil (Buenos Aires). Soy actualmente profesor principal en el Innova Teaching School (ITS) y Director de la revista virtual Educacción. Soy coautor de tres libros de cuentos: «Nueve mujeres peligrosas y un hombre valiente», «Relatos valientes de mentes peligrosas» y «Veintitrés mundos: Antología valiente de relatos peligrosos». He publicado recientemente el libro de cuentos «Amapolas en el jardín» (2022).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *