Relatos

Concentración

La única función del tiempo es consumirse: arder sin dejar cenizas.
Elsa Triolet (1896-1970)

Tengo que terminar de escribir esto hoy. Por suerte, ya casi acabo. Sólo debo encontrar la frase del autor cuyo apellido no recuerdo y escribir un par de párrafos de cierre. La necesito para respaldar lo que afirmo aquí. ¿Era Braslavsky? Sí, era ella. ¿En qué carpeta archivé los textos de Braslavsky? El libro, claro, lo tenía impreso, pero ¿dónde lo dejé? Espera, debe estar en este directorio. ¿Con qué nombre lo guardé? Mejor me lo vuelvo a bajar del internet, es más rápido. Bueno, ya que entré a google daré un vistazo a mis correos, solo un minuto. Aja… no me responden todavía el correo de hace dos días. Volveré a escribirles, no está demás insistir, es cosa de un segundo. Listo. Ahora sí, Braslavsky ¿no? Ah, que ganas de un café. De veras, traje un café muy especial de Cusco, vamos a ver si supera al de Amazonas. Sí, necesito un café. ¿Alguien más quiere uno? Donde dejé mi taza, ah sí, ahora me la dejaron por acá. Y sucia. ¿Quién se ha servido en mi taza? Bueno, la lavo. Ahora el café, el termo, la cafetera… Listo, ya está goteando, en tres minutos esto empezará a oler más fuerte. Braslavsky, ¿no? Sé muy bien qué frase suya me va a respaldar, pero necesito su texto a la vista, no recuerdo en qué parte está. Vaya, ya se siente el aroma del café, muy negro me gusta a mí. Necesito fuerza extra para meterme a fondo en la bibliografía. Listo, ya me serví. Ahora estoy de nuevo ante mi pantalla. Este café de verdad está delicioso. Miraré otra vez mi correo, no vaya a ser que ahora sí tenga respuesta. Es una cosa rápida. No, nada aún. Cerraré esto. Ah, pero tengo notificaciones de Facebook, un ratito, quiero ver si comentaron mi último post. Sí, hay dos, los responderé, un toque. Listo. Ahora tengo aviso de mensajes en el celular. Es una noticia del Twitter. Le echaré un vistazo veloz, es que no puedo creer lo que ha pasado ayer. Debe tratarse de eso. Ajá, me lo suponía. Es eso. Aquí hay más noticias relacionadas… No, basta, cerraré esto, más tarde lo reviso con calma. Se acabó mi café. Estuvo buenísimo. Creo que me serviré otro, un toquecito… ¡Hey! ¿Quién se acabó el café? Carajo, lo acababa de pasar. Sí por favor, hagan más café. A ver, dijimos que buscaríamos el artículo de Braslavsky en internet. Google… Aquí está, este es, reinventando escuelas. Es antiguo pero muy bueno. Esa señora era extraordinaria. Vamos a bajarlo de nuevo. Listo, lo abrimos ahora y a buscar la frase. Un momento, voy a la cocina, ya pasaron más café, se siente, ya huele. Sí, que suerte. Lavo mi taza, para qué ensuciar otra. Ahora sí. A ver, aquí está el texto. Vamos a poner algo de música, Bocelli me inspira, me despeja la mente. ¿Cuál era la playlist? Ah, pondré Perfect, cuando la canta a dúo con Ed Sheeran. ¡Es una pieza maestra! Acá está. Listo, un toque y ya. Bueno, Braslavsky… si, ya decía yo, aquí está, este párrafo es. Si me acordaba perfectamente. La cita está hecha a la medida. Fabuloso. A ver, copiar… y pegar. ¿Me habrán contestado el correo ya? Voy a mirar rapidito. No puedo creerlo, ¡al fin! Le voy a responder un toque, le agradezco y le pregunto bien cuándo empezamos. Si no programo la fecha me olvidaré, eso es seguro. Ya está. Vaya, cinco correos nuevos, ni modo, tengo que abrirlos. Ajá… Bueno, nada trascendente. Salvo esto, a ver, respondo de una vez. Volvamos a Braslavsky. Ya tengo la cita, ahora hay que insertarla. Vamos a ver, esto no es difícil. Claro, ahora sí, esto tiene más coherencia, me gusta. Quizás deba modificar un poco mi párrafo para que se alinee mejor. Ahora que recuerdo, Reimers dice algo parecido, pero más actual, sería preciso. ¿Qué texto era ese? Bueno, vamos a buscarlo. ¿Cuál era? ¿En qué carpeta archivé los textos de Reimers? No recuerdo si lo imprimí, vaya usted a saber dónde dejé el impreso… Otra vez el celular. Es Rafael, ahora que quiere. Dios mío, treinta mensajes en WhatsApp, eso me pasa por silenciar a este grupo. Veamos qué dicen. El café me ha dado sed. Necesito un vaso de agua. Vamos a la cocina.

Lima, 21 de marzo de 2006

Impactos: 187

Total Page Visits: 1599 - Today Page Visits: 1
Foto del avatar

Soy docente, estudié la carrera en la Pontificia Universidad Católica del Perú; una maestría en Política Educativa en la Universidad Alberto Hurtado (Chile); y una maestría en Educación con mención en Políticas Educativas y Gestión Pública en la Universidad Antonio Ruíz de Montoya (Perú). Hice también posgrados en Terapia Familiar Sistémica (IFASIL), en Periodismo Narrativo y Escritura Creativa en la Universidad Portátil (Buenos Aires). Soy actualmente profesor principal en el Innova Teaching School (ITS) y Director de la revista virtual Educacción. Soy coautor de tres libros de cuentos: «Nueve mujeres peligrosas y un hombre valiente», «Relatos valientes de mentes peligrosas» y «Veintitrés mundos: Antología valiente de relatos peligrosos». He publicado recientemente el libro de cuentos «Amapolas en el jardín» (2022).

3 Comments

  • construyendo armonia funcional

    Super bueno y lindo…ahí toy yo…!!! soy una adicta al rock and roll!!! querido profe y también soy adicta a tus discursos, sesiones de clase y escritos…y bueno me atrevo a escribirte, antes sólo leía y salía corriendo del blog, ahora agrego " un ratitín, sólo un ratito y no me distraigo de nada", ahora 2.58 a.m. en medio del debate interno del trabajo gozando de las primeras horas del día viernes para alimentarme del silencio y producir ..en medio de búsquedas de café bueno, ya me tomé dos y además habían galletas de pan negro con queso, y ésta es una de las ventanas que abro "un minuto, de pasito, nada más, no me demora , ni me distrae,uppsss…!!!" "a ver que de nuevas o que de antiguas que no leí", ya que el correo que esperaba de respuesta no llegó, y otenado tu blog..albricias…!!! me encontré con algunas mentes y escritos que atisban el universo generacional y en horizonte tenemos sitios comunes con los "normales" al fin juntos todos los que sufrimos desde chicos hacer varias cosas al mismo tiempo y ser sancionados por la maestra con la consencuente frase "su niña juega en la clase y no atiende, conversa mucho con sus compañeros y los distrae, trae chistes para leer en clase y no copia completa la tarea..!!..genial…!!! hoy los "normales" y nosotros los que nos distraemos ,pero, trabajamos, somos un universo, al fin juntos , sin sanciones en medio de búsquedas de café…genial!!! casi las lágrimas salen corriendo emocionadas de dar la mano al diferente y no correr de él, como del amigo imposible, tratando de recordar fichas, textos, justo ahora que hago mi proyecto de tesis de la Maestría, y presumo de super organizada con mi material bibliográfico tras cinco años en la Facultad de Letras en la Escuela de Literatura, Jojoy..!!! debo ser leal al ratito de 35 minutos en que navega la felicidad de escribirte..me apura el Informe que debo presentar…cálido abrazo…Profesor, cuàntas tanias conociste como alumna no lo sé, no aspiro salir de entre la nebulosa de muchos inadvertidos,sería my arrogante de mi parte,tranquilidad entonces, sí, soy feliz porque me hallé entre tus líneas…!!!

  • Foto del avatar

    luisguerrero

    entrar en la tarea no siempre es fácil, sea porque estás distraído con otras preocupaciones, sea porque estás cansado, sea porque te provoca hacer algo distinto, lo cierto es que no siempre es fácil, y aún cuando entras, de cuando en cuando te provoca salir a la ventana a llenar de aire los pulmones y ver a la gente pasar, para después volver a tu silla… también es cierto que a veces ya no te paras de tu asiento porque te metiste a las profundidades de tus pensamientos y simplemente no quieres salirte a la superficie, pero en general la mente es una entidad traviesa y ágil, le gusta saltar de rama en rama y ver la vida desde distintos ángulos, a veces porque lo necesita, a veces sólo por placer… gracias por leerme y por darte un tiempo breve, aunque sea de madrugada, para dejarme un comentario tan lindo, cuya armonía habla muy bien de tu paso por la Escuela de Literatura! suerte con tu tesis y bienvenida al mundo de los normales

    Luis

  • construyendo armonia funcional

    Profesor,agradecida por la bienvenida al mundo de los normales, y es cierto no es fácil entrar en la tarea,algunos estamos hechos al molde del trabajo bajo presión, pareciera que las últimas horas son de vida o muerte, nos gusta ir contra corriente y saber que le ganamos al tiempo…para otros sería que hacemos las cosas a última hora, no es así,leemos antes y pensamos el plan,ahora volcarlo a tiempo es otra cosa, son los vértices de los ángulos que denotas, aquellos que impulsan un nuevo lado del ángulo con el punto de intensidad que el cerebro necesita …a trabajar entonces, el mundo sigue su marcha hacia adelante…!!!tania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *