Docencia

Política docente: entre la coacción y el consenso

Carlos y Estela ya compraron sus pasajes. Ellos no se conocen aún, pero se conocerán en el bus que los llevará a la ciudad de Trujillo al amanecer del miércoles 4 de agosto. Ambos enseñan en escuelas públicas de Cangallo, provincia de la andina región de Ayacucho, y han decidido invertir cuatro de sus siete días de vacaciones en aquel largo viaje, porque no quieren dejar pasar esta oportunidad. Ocurre que desde el jueves 5 hasta el sábado 7 de agosto, cerca de 800 maestros de todo el país se reúnen en Trujillo a discutir qué clase de desempeño es el que la sociedad peruana espera de ellos al culminar la primera década del siglo XXI. Es el primer Congreso Pedagógico que organiza el Consejo Nacional de Educación, y el primer evento dirigido especialmente a maestros de aula.

Si algo llamó poderosamente la atención de Carlos fueron los 33 diálogos que se produjeron en todas las regiones del país, con más de 900 maestros. Diálogos que, como testimonió una profesora de Pucallpa, se enfocaron sobre todo en recuperar sus buenas prácticas y no en cuestionar ni enfatizar sus errores. En Ayacucho hubo uno en cada una de sus once provincias. Carlos sabe que la síntesis de todos los diálogos efectuados a nivel nacional será presentada en el Congreso de Trujillo.

A Estela le entusiasma que en el Congreso se hable del desempeño de los maestros no sólo desde la perspectiva de los propios docentes, sino también desde otras miradas. Sabe que se recuperará la opinión de los niños y adolescentes de diferentes regiones del país sobre sus profesores, sus escuelas y sus aprendizajes. También el punto de vista de los formadores de maestros, de las agencias de cooperación técnica que promueven innovaciones en la capacitación docente, de los colegios privados que ofrecen una educación de calidad, del Colegio de Profesores y del SUTEP, el sindicato nacional de maestros. Estela piensa que encontrar un común denominador podría no ser fácil, pero lo cree ineludible.

Carlos sabe que hasta la experiencia de maestros destacados, que han obtenido reconocimiento público por sus buenas prácticas, como los «Maestros que dejan huella» tendrán lugar en el Congreso. Sabe que también lo tendrán las experiencias de acompañamiento pedagógico que existen en el país, para reflexionar sobre el tipo de desempeños que enfatizan y la efectividad de sus procedimientos para lograr cambios reales en el ejercicio de la docencia. Sabe que se recuperará incluso la experiencia de países avanzados en cuanto a las mejoras en el desempeño de los maestros que pueden lograrse desde el liderazgo del director de la escuela.

Lo que Carlos y Estela no logran descifrar es por qué no se ha seguido este camino antes. De haberlo hecho, las evaluaciones docentes que se han venido efectuando desde el 2007 en el Perú podrían haber convertido el desempeño profesional y no el manejo de conceptos pedagógicos en su objeto principal. De igual modo, los programas oficiales de capacitación docente podrían haberse enfocado en el mejoramiento de las prácticas y no en el refuerzo de conocimientos teóricos.

El Congreso de Trujillo marca sin duda una ruta de concertación y participación ciudadana para la política docente, ruta larga y difícil pero la única que conduce a la gobernabilidad. Es verdad que el hábito estatal de imponer decisiones tomadas entre pocos y a puerta cerrada sobre todo asunto de interés público se respalda en 189 años de azarosa vida republicana, pero no puede pesar más que la democracia. A los maestros nos toca perseverar en el camino de la concertación.

Luis Guerrero Ortiz
Publicado en El río de Parménides
Difundido por la Coordinadora Nacional de Radio (CNR)
Fotografía © Laurita/www.flickr.com
Lima, viernes 30 de julio de 2010

Impactos: 25

Total Page Visits: 150 - Today Page Visits: 1
Foto del avatar

Soy docente, estudié la carrera en la Pontificia Universidad Católica del Perú; una maestría en Política Educativa en la Universidad Alberto Hurtado (Chile); y una maestría en Educación con mención en Políticas Educativas y Gestión Pública en la Universidad Antonio Ruíz de Montoya (Perú). Hice también posgrados en Terapia Familiar Sistémica (IFASIL), en Periodismo Narrativo y Escritura Creativa en la Universidad Portátil (Buenos Aires). Soy actualmente profesor principal en el Innova Teaching School (ITS) y Director de la revista virtual Educacción. Soy coautor de tres libros de cuentos: «Nueve mujeres peligrosas y un hombre valiente», «Relatos valientes de mentes peligrosas» y «Veintitrés mundos: Antología valiente de relatos peligrosos». He publicado recientemente el libro de cuentos «Amapolas en el jardín» (2022).

2 Comments

  • Anónimo

    En las capacitaciones a docentes en la practica.

    No estoy de acuerdo cuando menciona que solo se da la parte teorica, se vela por la parte practica también.
    Solo que los maestros tienen una costumbre muy profunda y la actitud es dificil de cambiar.
    saludos
    Dilma Zarate Ramirez

  • ANGELA-PUCALLPA

    ES IMPORTANTE EL ACOMPAÑAMIENTO PEDAGÓGICO A LOS MAESTROS Y MAESTRAS EN LAS AULAS, PERO MÁS IMPORTANTE ES QUE LOS MAESTROS DE AULA TOME CONCIENCIA Y QUIERAN ESTE ACOMPAÑAMIENTO COMO UNA FORMA DE MEJORAR SU DESEMPEÑO PEDAGÓGICO, SOBRE TODO EN LAS ZONAS RURALES DONDE ES DIFICIL QUE LLEGUEN LOS ESPECIALISTAS DE LA DRE Y UGEL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *