• General

    Viva la vida

    El ­verdadero efecto mágico de una conferencia se produce recién cuando ­alguien, cualquiera que fuese, una vez que las luces del escenario se apagaron, emerge de la multitud y se revela ante ti detrás de una pregunta, con un rostro, un nombre, una dirección o quizás un teléfono, para ­inaugurar, sin la solemnidad de un brindis pero con su mismo sabor, un vínculo. He ganado -porque ganar es el término preciso- muy buenos amigos a partir de este sencillo procedimiento: hablar en público primero y conversar en privado ­después. Y es que, en efecto, en esta suerte de ­fantástica prolongación dimensional que trasciende ­relojes, almanaques y geografías, jerarquías o roles,…

  • General

    Te lo dije

    «llorar sólo llorar entonces su sonrisa si todavía existe se vuelve un arco iris» (Mario Benedetti) El arcoiris que dijiste que yo era, aquella noche amable y generosa en que tus palabras dulces acariciaron mi alma, había sido sólo un espejismo. Te lo dije. No era tal. O no tenía, en todo caso, olla de oro. No podías deslizarte en él. No duraba eternamente. Un arcoiris resulta siendo siempre, irremediable, el volátil fruto de esa extraña conjunción entre la risa frágil de los hombres que alucinan con su felicidad y el pertinaz llanto de los cielos. Quizás lo que tú advertiste fue apenas el rápido fulgor de este ocasional fenómeno,…