• Yosselin Amaya

    Uchuhuayta a 3,600 msnm

    El filósofo Henry Thoreau escribió alguna vez: “Me fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente, enfrentar solo los hechos esenciales de la vida, y ver si podía aprender lo que ella me tenía que enseñar, no sea que cuando estuviera por morir descubriera que no había vivido”. Esta filosofía de Thoreau me acompañó desde que un quince de febrero del año 2018, en medio de algarabía y fiesta, conocí el nombre del pueblo donde pasaría los siguientes dos años de mi vida, siendo maestra de una pequeña escuela. Mi nuevo hogar estaba a 10 horas de camino en bus desde Lima, a 3500 msnm. En ese momento lo que…

  • Yosselin Amaya

    Adiós Eterno

    Seis meses después de la muerte de mamá, he vuelto a recoger los últimos enseres y recuerdos de valor en el hogar que compartí con ella. Llené todo lo que pude en mi maleta, no dejé nada. No volveré nunca más. No existe nada que me haga regresar. Antes de marcharme, cierro los ojos y me permito recordar por última vez. Frente a mí, se eleva aquella esquina llena de recuerdos de mi infancia. De pronto, casi todo a mi alrededor se deconstruye, el letrero luminoso desaparece y vuelve a ser una pizarra de tiza que ofrece comida a los transeúntes. El edificio de cinco pisos deja de serlo y…

  • Yosselin Amaya

    La nueva bruja

    La mesa estaba repleta de envases de sopas instantáneas, botellas vacías de gaseosas, empaques de hamburguesas, entre otros.  En el piso cuatro latas de cerveza, y una botella de tequila se unían formando una línea cerca de una colección de libros de Harry Potter. Sobre la cama, estaban las sábanas y los edredones revueltos, junto a pantalones, blusas y algunos cereales esparcidos. Las paredes de color rosa tenían estrellas dibujadas con tiza, y un sombrero negro sonriendo en el centro de todas ellas. Sin lugar a duda el ambiente de aquella habitación hubiese sido considerado por cualquiera como un verdadero botadero, un cuchitril no recomendado para habitar. Ana pensaba exactamente…