EL RÍO DE PARMÉNIDES

Heráclito, nacido hacia el 535 a.C. afirmaba que era imposible bañarse dos veces en las aguas del mismo río, pues la vida era un constante fluir y el ser se hallaba en constante cambio. Parménides, por el contrario, creía en la inmutabilidad de las cosas, por lo que podríamos deducir que el río en que él se bañaba tenía más bien las aguas estancadas. Me surge entonces la pregunta:

¿En cuál de ambos ríos se estará bañando hoy la pedagogía?

Si echamos un vistazo a cualquier escuela, todo parecería indicar que lo sigue haciendo en el río de Parménides. ¿Qué tal si organizamos una operación de rescate? Desde este modesto sitio, al menos, no dejaremos de insistir en el esfuerzo de lanzarle un salvavidas.

Impactos: 8449